CÁRCEL VIEJA PRIMO DE RIVERA

He dedicado gran parte de mi vida a la recuperación e investigación de nuestro pasado y patrimonio, como también historias, leyendas y misterios de nuestra Región de Murcia. Pero si hay un lugar del que siempre me he visto atraído, ese es el de la Cárcel Vieja – Primo de Rivera. Quizá podría ser por su paso restringido, pero en el fondo sé que no. Se trata de algo más que de una simple curiosidad.

Pienso, que la mejor forma de poder investigar un lugar, entender todo lo que ocurrió en él, ponerse en la piel de aquellos que en ese entorno vivieron, es “empatizar” con el propio lugar. El primero paso, es saber todo cuanto se pueda sobre el lugar, lo que yo denomino “investigación de ratón”, “ratón de biblioteca”. El segundo, visitar in situ el lugar. Tener la oportunidad de quedarme solo, conectar.

      Dejar volar la imaginación con todo lo investigado y crear mentalmente esa película. Viajar en el tiempo. Sólo así, puedes llegar a conectar realmente, experimentar y poder llegar a tener algunas sensaciones que en su día se vivieron ahí. E incluso, llegar a poder ponerte en la piel de aquellos que marcaron ese lugar y que sin saberlo, escribieron su vida en una página del libro de Historia de la Región de Murcia.Pero por desgracia, la cárcel vieja Primo de Rivera, no entrará a formar parte de mi lista de investigación pese a mi ansiada visita. Su mal estado como trámites burocráticos, hacen casi imposible una investigación. Investigación que seguro sería de buen gusto por parte de la mayoría de los murcianos. Recuperar nuestro pasado. No para “levantar ampollas”, sino para no olvidar y aprender de él.

        Hasta que no se construyó la Prisión Provincial ( Cárcel Vieja Primo de Rivera ) los presos residentes en Murcia malvivían en un caserón, llamado Casa Corrección, en Vara del Rey. Esta casa se encontraba en la ruina literalmente, en 1883 se hundió parte del tejado.
          Había que construir un centro penitenciario más moderno y se compró una parcela en la zona conocida como Torre de la Marquesa. Pero incomprensiblemente el asunto cayó en el olvido. El periódico “El Liberal” se encargó de denunciar la situación el 11 de enero de 1922: “La construcción de la cárcel ha vuelto a caer en el olvido y es una cuestión muy importante para Murcia”. Hasta el propio director de la prisión, José Martínez García, denunciaba en una carta la pésima situación en que vivían los presos.

         A continuación realizamos un breve recorrido por la historia de la antigua prisión provincial de la ciudad de Murcia.

  • Año 1406 Enrique III de Castilla construye su palacio real en la nueva Murcia sobre parte de las construcciones del antiguo Al-Kázar-Kabir, junto a la puerta Bib-Ifriquia, es decir, la puerta de África o del puente (ahora puente viejo), primera localización de prisión de que se tiene noticias en la época cristiana. Este uso continuó a lo largo del tiempo, en el que se produjeron numerosas modificaciones y reformas.
  • Año 1823 Concluye la construcción del edificio sede de la Inquisición, ocupando parte del antiguo Alcázar que albergaría también a lo largo del tiempo la antigua prisión provincial de la ciudad, entre otros destinos. Hoy dicho edificio constituye, tras su rehabilitación en 1983, la Sede del Colegio de Arquitectos.
  • Año 1834 Tras la abolición definitiva de la Inquisición, vuelve un año después a ser recuperado por el Estado para instalar la Diputación Provincial que, tras vender los departamentos restantes, restablece en 1835 en el mismo edificio la antigua prisión provincial de la ciudad.
  • Año 1883 Se derrumba una parte del tejado de la prisión Casa Corrección existente en la calle Vara de Rey, un viejo caserón donde los presos residentes en Murcia malvivían hacinados en mazmorras medievales.
  • Año 1904 “El Liberal” propone la construcción de una nueva prisión afirmando que el Ayuntamiento disponía de planos y presupuesto para construirla, ya que se había adquirido el terreno para ello en la zona llamada Torre de la Marquesa.
  • Año 1910 – Los presos son trasladados al Cuartel de Garay, que las tropas habían abandonado ante su estado de ruina.
  • Año 1918 – Vuelven los presos a la mazmorra de Vara del Rey al iniciarse las obras de reparación del Cuartel de Garay.
  • Año 1922 – El Ayuntamiento entrega los terrenos de la Torre de la Marquesa al Estado para que se encargue de las obras que ya habían sido iniciadas.
  • Año 1925 – Comienzan las obras con una consignación en los presupuestos del Estado de 500.000 pesetas.
  • Año 1927 – En visita a Murcia, supervisa las obras el director general de Prisiones.
  • Año 1929  Bendecido por el Obispo Vicente Alonso Salgado, el nuevo centro penitenciario comenzó a funcionar el 8 de junio de 1929. Supuso un gran avance en las condiciones sanitarias de los presos.
  • Año 1981 – Cierra definitivamente la prisión provincial.
  • Año 1984  Comienzan los estudios para la posible transformación del edificio en museo. Se incoa la calificación como Bien de Interés Cultural.
  • Año 1998 – La Delegación de Hacienda tramita un expediente de declaración de ruina e insta la demolición del edificio para albergar su nueva sede.

      El Colegio de Arquitectos de Murcia acoge una mesa redonda en la que, unánimemente, se reclama la recuperación del edificio para la ciudad y su transformación a usos culturales, con su declaración como BIC.

  • Año 1999 – La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, tras estudiar la solicitud remitida por el Colegio de Arquitectos y la Consejería de Cultura, se pronuncia públicamente a favor de la conservación y recuperación del edificio.
  • Año 2013 – El edificio pasa a propiedad municipal.
Fuente: Colegio Oficial de Arquitectos Región de Murcia (COAMU).

Fuente Externa – Vídeo YouTube

Valentín Sarabia

Deja un comentario