COLUMNAS Y HUMILLADEROS

Cruz cercana al Monasterio de la Virgen de las Huertas. Lorca (Año 1880 aprox)

     Durante años y en mis viajes, he tenido la ocasión de cruzarme con varias de estas columnas o pilones, imaginando e intuyendo su significado y valor, pero nunca indagué a fondo tal curiosa estructura de piedra. Finalmente he hecho un alto en el camino y dejado correr a “la curiosidad ” para investigar sobre ello, las columnas y humilladeros en Murcia.

        En la actualidad son muchas las columnas y humilladores que podemos encontrar a las afueras de pueblos de nuestra región. Un significado,religioso. Aunque con el paso de los años distintos usos fueron los que se le dieron a estas columnas o capillas a lo largo y ancho de toda España hasta no hace tantos años. En el Diccionario de Esteban de Terreros, de 1787 lo define como capilla, ermita, edificio o lugar con alguna cruz o imagen, que suele estar a la entrada de los lugares para hacer oración.

           Simples columnas encumbradas por una cruz o imagen sobre un gran pedestal.

     Pequeñas capillas cubiertas o no,  con una cruz o  imagen religiosa  en el centro de ésta.

       El Diccionario Crítico Etimológico de la Lengua Castellana de Corominas, de 1954, nos indica que proviene del latín, de humilde-humildad y que la derivación humilladero tenía mala fama, por hallarse en un lugar solitario y de ahí el carácter insultante de la frase “llevar al humilladero

        En resumen, un lugar devoto y/o supersticioso, solitario, que se construía a la entrada y salida de los pueblos o junto a los caminos. Significados varios. Como punto final de los Via Crucis realizados en los pueblos. Punto de oración para los caminantes a las salidas de sus pueblos pidiendo la bendición en sus viajes. O como hito simbólico que protegía al pueblo y sus gentes guardando los caminos de acceso, la prevención del lugar frente  amenazas externas como enfermedades, epidemias y plagas . . . Y también los hay conmemorativos de hechos o muertes.

       Aunque con el paso de los años, su uso fue cambiando. En ocasiones muchos de estos humilladeros servía para eso “humillar” donde a los malhechores eran expuestos y recibían un castigo ejemplar, e incluso a veces  eran  ajusticiados.

. . . “no satisfechos los cristianos de la Reconquista con elevar templos, ermitas y cenobios, erigían estos humilladeros en caminos, deslindes, promontorios, calvarios y por doquier. En principio fueron sencillos monumentos y acabaron por ser verdaderas obras de arte gótico y renacentista que inmortalizaron los nombres de maestros canteros. Por desgracia, van desapareciendo al embate de los siglos y la incultura” . . . 

       En Aragón los humilladeros eran llamados “pilones o peirones”, utilizados para castigar con el cepo a los  infractores de algunos delitos como la caza furtiva menor.

     En Almonacid de Zorita (Provincia de Guadalajara), el humilladero es de origen gótico, aunque reconstruido en el siglo XVI, se encuentra en el camino del Humilladero Zorita, algo más allá del convento de la Concepción. Está formado por cuatro recios pilares que forman una cúpula apuntada, siendo de este estilo los arcos que unen entre sí dichos pilares. Este edificio no fue usado como aún se cree, para degollar o castigar a los malhechores, sino que tenía una misión religiosa, siendo el punto de estación final de un Vía Crucis, habiendo allí siempre un punto de oración para los caminantes.

 

Humilladero de Almonacid de Zorita.

       La Comunidad Valenciana no tuvo cruces o humilladero hasta 1372. La primera que erigió fue la del camino de Barcelona (que aún se conserva), encargada a un picapedrero de San Mateo. En 1376 se construyó la cruz cubierta del camino real de Játiva, y a poco las de los caminos de Mislata, Grao y Cuenca. Todas fueron cubiertas y policromadas, y de dichos monumentos apenas quedan ya restos y vestigios”.

Humilladero en Valencia antiguo camino a a Barcelona

El Calvario de Fortuna

   Uno de los muchos humilladeros que se conservan en la Región de Murcia,  es el que podemos encontrar y visitar en la localidad de Fortuna. Conocido como “El Calvario”. Por desgracia en estado total de abandono.

El Calvario. Fortuna

Es el símbolo de la independencia judicial de la Villa de Fortuna.

      Su cuerpo está abierto con arcos en sus cuatro caras que tiene una piedra vertical de arenisca clavada en su mismo centro, “El Calvario” era el lugar donde se ejercía la justicia en Fortuna, en este lugar se llevaban a cabo ejecuciones, castigos y exposiciones de delincuentes, resumiendo su utilidad se trata de una antigua horca que se implantó el 19 de Junio de 1628, con lo cual este edificio simboliza la independencia de Fortuna desde el año 1628 y también es una prueba de que Fortuna tenía soberanía propia en materia judicial.

 

         El motivo de que se sitúe a la entrada del pueblo es muy sencillo, es lo primero que se ve con su entrada y en su época indicaba que los foráneos entraban en una villa con jurisdicción propia. En cuanto al valor artístico de este “edificio” podemos decir que es un edículo sobrio y muy sencillo, ya que solo cuenta con cuatro arcos en las cuatro caras, uno de ellos que más amplio que se utilizaba como entrada al edículo, pero a pesar de carecer de valor artístico tiene un valor cultural muy importante, indica la independencia fortunera.

Valentín Sarabia

 

2 comentarios sobre “COLUMNAS Y HUMILLADEROS

  • el 4 agosto, 2015 a las 00:11
    Permalink

    Es una pena que un patrimonio cultural esté en ese estado tan lamentable

    Respuesta
    • el 8 agosto, 2015 a las 02:42
      Permalink

      Son muchos los BIC (Bien Interés Cultural) en La Región de Murcia que corren la misma “suerte” por desgracia.

      Respuesta

Deja un comentario